trabajando para conseguir un BARRIO MEJOR


Nuestra filosofía


La Asociación Vecinal del Barrio del Puerto es una entidad sin ánimo de lucro, basada en la libre agrupación de vecinas y vecinos de este barrio de Coslada. Nos une el interés de definir, de forma colectiva y consensuada, las necesidades y propuestas de la vecindad para mejorar las condiciones de vida del barrio en diferentes ámbitos (sanidad, urbanismo, educación, cultura, movilidad, medio ambiente, participación…) a través de la democracia participativa, la presión y la negociación.

 

La asociación es, por tanto, una herramienta y un espacio del que puede hacer uso cualquier vecina y vecino. De hecho, cuanta más amplia sea su composición, más profundo será su grado de representatividad, más contrastados sus análisis y propuestas y más rico el aprendizaje conjunto.

 

Consideramos, por tanto, que la pluralidad y la diversidad no solo son bienvenidas, sino necesarias. Eso sí, no toleramos actitudes xenófobas, racistas, machistas ni de ningún otro tipo que supongan menosprecio de otras personas.


Qué nos mueve

Somos un grupo de personas que, un buen día, nos dimos cuenta de que no progresábamos en nada criticando las gestiones e ideas de los demás. Decidimos pasar a la acción e intentar arreglar el mundo, claro que primero estamos intentando mejorar nuestro barrio.

Nos mueve la convicción de que un barrio mejor es posible, a nuestros pies los empuja saber que, como entre todos no cuidemos nuestro barrio, nadie va ha venir a hacerlo.

Sabemos que entre todos podemos hacer del Barrio del Puerto un lugar mejor, y decidimos arrimar el hombro, porque vivimos en el barrio, y si mejora nuestro barrio, mejoramos todos.


Dónde estamos

Horario invierno:

  • Noviembre - Mayo todos los miércoles de 17:30 a 19:30 horas

Horario verano:

  • Junio-Octubre todos los miércoles de 18:00 a 20:00 horas.
  • Julio y Agosto cerrado.

La transparencia, un valor fundamental

Toda nuestra contabilidad está a disposición de todo aquel que esté interesado. Un riguroso control de todos nuestros ingresos y gastos hace de la asociación un lugar a la altura de las circunstancias.